miércoles, 16 de mayo de 2012

CINCO TRESMILES EN SIERRA NEVADA

La idea inicial era hacer un curso de autodetención y técnicas de aseguramiento en nieve, pero la falta de asistentes nos obligó a abandonar esta idea y nos dispusimos a preparar una nueva ascensión a un tresmil del pirineo.
La previsión meteorológica en el pirineo no era muy alentadora, así que finalmente nos fuimos hacia el sur, a Sierra Nevada, a conocer parte de su famosa "travesía de los tresmiles".
El viernes 11 de mayo llegamos tarde al refugio de Postero Alto, uno de los refugios más bonitos que he visto nunca, y el sábado madrugamos para aprovechar bien el día.
Comienza la ruta
Pronto comenzamos a ascender por el barranco del río Alhori, el cual nos acompaña con su impresinante torrente de aguas cristalinas y en el que pudimos disfrutar de varias cabras montesas que nos observaban desde muy cerca. Seguimos subiendo hasta que alcanzamos el ventisquero de los Caballones y el circo del Alhori, un circo montañoso inmejorable para practicar la autodetención y donde teníamos previsto realizar el curso.
Ventisquero de los Caballones y Corredor del Alhori
Aquí comienza el empinado corredor del Alhori, con 70º de inclinación, algo que no podíamos afrontar con seguridad con el material que llevávamos encima. Sin duda nos lo apuntamos en el apartado de "temas pendientes" para otra ocasión.

Remontamos las paredes del circo, pisando ya bastante nieve, y alcanzamos nuestro primer tresmil, el Picón de Jerez, con 3.088 m. En la cima empezó a soplar un frío e intenso viento que no nos abandonaría durante varias horas, mientras estuvimos sobre la cota de los 3.000.
Cima del Picón de Jerez (3.088 m)
Seguimos el cordal en dirección sur y cruzamos hacia el oeste para recorrer la amplia arista que, recorriendo un tresmil tras otro, se dirige hacia la Alcazaba y el Mulhacén. No sabíamos hasta donde nos daría tiempo ha llegar, ya que teníamos que reservar tiempo y fuerzas para volver al refugio, pero queríamos hacer el mayor número de tresmiles posible. En ese momento es cuando sientes con fuerza la atracción de estas montañas, y te planteas la idea de hacer la "travesía de los tresmiles" y cruzar Sierra Nevada durante cuatro días subiendo decenas de tresmiles. Habrá que buscar fechas....

No nos damos cuenta de la inmensidad de este lugar hasta que avanzamos por el cordal. Parece que nunca llegamos a nuestro destino aunque parezca que lo tenemos muy cerca. Las distancias son enormes aunque nuestros ojos no lo perciban así. Finalmente llegamos hasta el Pico de los Cervatillos (3.113 m) y el Puntal de los Cuartos (3.152 m). El pico de la Atalaya (3.139 m) es el siguiente, está a tan solo un kilómetro de nosotros, pero vencemos su llamada. Tenemos que volver ya por donde hemos venido.
Puntal de los Cuartos (3.152 m)
Hace mucho aire y bastante frío. Iniciamos la vuelta y al llegar de nuevo a la loma del Picón de Jerez, hacemos un último esfuerzo para subir al Puntal de Juntillas (3.140 m) y al Cerro Pelado (3.182 m) punto más alto de nuestra ruta de hoy.

Desde el Cerro Pelado disfrutamos de las vistas de los picos más impresionantes de Sierra Nevada, Mulhacen, La Alcazaba, Puntal de Vacares .... una imagen increible.

Desde el Cerro Pelado bajamos a la Piedra de los Ladrones y de ahí al puerto de Trevelez, desde donde bajamos por la Loma de Enmedio hasta el refugio de Postero Alto.

Ha sido una jornada espectacular. Cinco tresmiles. Once horas. 20 kms. 2.000 metros de desnivel acumulado.
Sin duda, volveremos a estas tierras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada